Llámanos 91 893 31 50 o escríbenos a info@geoh.es

Los proyectos Passivhaus GEOH

Los proyectos Passivhaus GEOH trabajan por la construcción sostenible aplicando tecnología, mano de obra especializada y materiales ecológicos para conseguir la máxima eficiencia energética.

Buscamos aportar en casa y cuidar el medio ambiente. Además, desde finales de 2020, todo nuevo edificio debe tener un consumo energético casi nulo y la nueva edificación pública deberá tenerlo desde 2018, según la Directiva Europea sobre Rendimiento Energético de 2010

«Aquellos edificios que cumplen con el standard Passivhaus consiguen reducir un 75% sus necesidades de calefacción y refrigeración y la escasa energía que requieren se cubre con facilidad a partir de energías renovables.»

Para ello, en nuestros proyectos Passivhaus GEOH, nos basamos en los cinco principios básicos del standard Passivhaus:

1 Excelente aislamiento térmico

  • Paredes exteriores, cubierta y solera con una baja transmitancia térmica (cantidad de calor que atraviesa por tiempo, área y diferencia de temperatura).

2 Ventanas y puertas de altas prestaciones

Elegidas con criterios sostenibles tanto para su colocación como su ubicación:

  • Carpinterías con muy baja transmitancia térmica
  • Ventanas de doble o triple vidrio rellenas de un gas inerte
  • Vidrio bajo emisivo para reflejar el calor al interior y/o mantenerlo en el exterior.

3 Ausencia de puentes térmicos

Evitar las pérdidas o ganancias de energía en paredes, techos, esquinas, ejes y juntas con estas medidas:

  • No interrumpir la capa de aislamiento
  • Usar un material con la resistencia térmica mayor si se interrumpe la capa de aislamiento
  • Cuidar las juntas entre elementos constructivos.

4 Ventilación mecánica con recuperación de calor

Es un sistema de ventilación que asegura la Calidad de Aire, a través de la extracción del aire viciado en las estancias húmedas (cocina, baños, aseos, lavaderos) y que simultáneamente asegura la insuflación de aire nuevo filtrado en las estancias secas (salón, comedor, dormitorios).

  • En INVIERNO el aire nuevo recupera las calorías del aire viciado que extraemos de la vivienda, gracias a la presencia de un intercambiador térmico ( 92% de recuperación), ayudando a mantener la temperatura en la vivienda.
Cuando hay 5º C en el exterior y 20º C en el interior, el aire nuevo entra a 19ºC.
  • En VERANO el aire nuevo que entra en la vivienda se enfría gracias al aire viciado que extraemos de la vivienda, gracias a la presencia de un intercambiador térmico ( 92% de recuperación), evitando el recalentamiento de la vivienda.
Cuando hay 30º¨C fuera y 21ªC en el interior, el aire nuevo entra a 22ºC solamente, refrescamiento en verano.

5 Estanqueidad al aire

Evitar las corrientes de aire en ventanas, huecos o grietas mediante una envolvente lo más estanca posible cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción.

La hermeticidad del edificio se mide con una prueba de presión (ensayo Blower Door), que consiste en crear una diferencia de presión entre interior y exterior a través de un ventilador colocado en la puerta principal. Para cumplir el estándar, el resultado debe ser inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora.